General

Trastorno Afectivo Estacional ¿Cómo saber si lo tengo?

¿Sospechas de tener Trastorno Afectivo Estacional? Descubre sus síntomas, diagnóstico y tratamientos en este artículo de nuestro Espacio Prodigio.


Muchas personas pasan por períodos cortos en los que se sienten tristes o su ánimo es diferente a lo normal. A veces, estos cambios en el estado de ánimo comienzan y terminan cuando cambian las estaciones.

El trastorno afectivo estacional (TAE) es un tipo de depresión que va y viene con las estaciones. Por lo general, comienza a finales de otoño y principios del invierno y desaparece durante la primavera y el verano. Algunas personas tienen episodios de depresión que comienzan en la primavera o el verano, pero eso es mucho menos común.

Por lo regular quienes más lo padecen son las mujeres, los jóvenes y los que viven lejos del ecuador. Las personas que viven en países en los cuales la duración de la noche es mayor y se presentan pocas horas de sol, tienen mayor riesgo de presentar este trastorno; lo anterior se ha asociado con la melatonina que es una hormona que se encuentra de forma natural en nuestro cuerpo e interviene directamente en el ciclo del sueño.

¿Cuáles son los signos y los síntomas del trastorno afectivo estacional?

La gran mayoría de las personas que experimentan este trastorno no se dan cuenta que lo tienen. A continuación te mostramos los síntomas y signos que se presentan:

Para el trastorno afectivo estacional de patrón invernal, los síntomas específicos pueden incluir:

  • Dormir demasiado (hipersomnia)
  • Comer en exceso, especialmente tener antojos de carbohidratos.
  • Aumento de peso.
  • Retraerse socialmente (sentirse como que quiere "hibernar").

Para el trastorno afectivo estacional de patrón de verano, los síntomas específicos pueden incluir:

  • Tener dificultad para dormir (insomnio).
  • Tener falta de apetito, lo que origina pérdida de peso.
  • Sentirse inquieto y agitado.
  • Tener ansiedad.
  • Experimentar episodios de conducta violenta.

¿Cómo se diagnostica el TAE?

Para ser diagnosticado con este trastorno, una persona debe cumplir con los siguientes criterios:

  • Tener síntomas de depresión mayor o los síntomas más específicos enumerados anteriormente.
  • Los episodios depresivos deben ocurrir durante temporadas específicas (es decir, solo en los meses de invierno o sólo en los meses de verano) durante al menos 2 años consecutivos. Sin embargo, no todas las personas con alteración afectivo estacional experimentan síntomas todos los años.
  • Los episodios deben ser mucho más frecuentes que otros episodios depresivos que la persona pudo haber tenido alguna vez en otras épocas del año.

Tratamientos

Hay tratamientos disponibles que pueden ayudar a muchas personas con trastorno afectivo estacional. Estos se dividen en cuatro categorías principales y pueden usarse solos o combinarse:

  • Fototerapia (terapia con luz).
  • Psicoterapia.
  • Medicamentos antidepresivos.
  • Vitamina D.

El tratamiento principal para el trastorno es la terapia de luz (fototerapia). La idea es reemplazar la luz del sol que se pierde durante los meses de otoño e invierno. La luz solar controla los niveles de las moléculas que ayudan a mantener los niveles normales de serotonina, pero en las personas con trastorno afectivo estacional, esta regulación no funciona correctamente, lo que da origen a una disminución de los niveles de serotonina en el invierno.

Para más información y obtener un diagnóstico preciso, se puede acudir con un experto en salud mental o algún centro de salud. No te automediques.

Similar posts

Suscríbete a nuestro blog: Espacio Prodigio

Entérate de las últimas noticias del sector y descubre información relevante para ti y tu empresa .